1RUEDA DEL AÑO CALENDARIO CELTA

1 Samhain

1 SOLSTICIO DE
INVIERNO


1IMBOLC

1EQUINOCCIO DE PRIMAVERA

1bELTANE

1SOLSTICIO DE VERANO

1LUGHNNASSA

1EQUINOCCIO DE OTOÑO




 

 

 

 

 

BELTANE - LOS FUEGOS DE BEL - 1 DE MAYO

 

beltane

 

Se le considera el primer día del verano. Se suele celebrar en Luna Llena o en su fecha. Es la segunda en importancia, luego de Samhain.

Los hombres y mujeres celebran la festividad de la fertilidad.

Al alba las mujeres se lavan la cara con el rocío para renovar, aumentar o perseverar su juventud. Los jóvenes cogen flores de espino.

Se dice que entre los Irish Gaël se iniciaba un período de libertad sexual, denominado Cyann, festejando la unión entre el gran dios Cernunnos y la  Doncella - Madre Suprema, la Tierra.

El sol esta en el Sur-Este, que es el punto medio entre el aire-fuego, energía apropiada para el vigor juvenil.

Aquí alcanzamos la pubertad, el despertar sexual que marca el paso de la niñez a la edad adulta. Es un tiempo de excitación salvaje pero también de gran tensión porque luchamos con gran cantidad de nuevas sensaciones. Es un tiempo de cambio y convulsión, por el que se atraviesa con la apasionante alegría de la juventud.

COMO SE CELEBRABA ANTIGUAMENTE

Es la noche mágica que marca el inicio del verano. La naturaleza renace y la tierra se llena de luz, alejando la oscuridad del frío invierno. Comienza el Verano y con ello el fin del Invierno celta.

Beltane se celebra el primer día del quinto mes lunar. Representa la conjunción entre Fuego y Aire.

La preparación comienza en el ocaso del día anterior. Se apagan todos los fuegos, para poder recibir a la noche en completa oscuridad. Cuando el sol, que es el último de los fuegos, se apaga es el momento de continuar con la tradición de los antepasados. Las nuevas parejas se forman, las antiguas se renuevan o quizá no, pero todo el clan se entrega al rito del amor.

Cuando el alba comienza a despuntar sobre la primera mañana del verano, es el momento de encender el fuego sagrado en el cual se regenera la propia vitalidad de la tribu.

La hoguera, siguiendo la costumbre de los antepasados, está formada por nueve maderas sagradas de nueve árboles diferentes, que serán portadas por nueve personas. Este fuego se encomienda al señor del verano y está asociado con los poderes sanadores del sol.

Cuando el fuego empieza a arder, se obtienen ascuas para encender otros pequeños fuegos de este amanecer, que van en oposición a Samhain donde los fuegos arden en el crepúsculo.

Es en estos momentos mágicos cuando hombres, mujeres, niños y animales atraviesan el humo de las hogueras como símbolo de purificación.

 

 


by-nc-nd

Los contenidos de esta web están bajo una licencia Creative Commons si no se indica lo contrario

 

 


This site are copyrighted and specific property of Rhiannon Arte Celta 2010